EMPANADAS DULCES DE CALABAZA

¡Feliz año 2018 a todos!

Esta es la primera entrada del Reto Cocina de Película del año y posiblemente la última. Antes de nada comentaros que voy a suspender el reto por un tiempo indefinido, no sé cuánto, pero necesito dejarlo a un lado. Tengo entre manos un nuevo proyecto de novela, seguramente el más ambicioso de todos los que he escrito hasta ahora, y necesito dedicarle el mayor tiempo posible. La verdad es que organizar este reto me ha dado muchas satisfacciones, he conocido a gente estupenda que cocina de maravilla pero también es mucho trabajo, mucha dedicación y, la verdad, las cosas cuando dejan de ser divertidas ya no tienen mucho sentido. Así que este es el último reto y no podía haber sido con una película mejor.

La película la eligió Ana de “El rincón de Ana” y se lo agradeceré eternamente porque esta saga es una de mis sagas favoritas: “Harry Potter”. Como escritora admiro muchísimo a J. K. Rowling y su capacidad para crear personajes inolvidables, emocionarte y engancharte de una forma increíble. Soy un poco loca del mundo Harry Potter así que tengo un montón de fotos para demostrarlo por ejemplo visitando el parque de Universal en Los Ángeles donde disfruté como una enana con mi varita. En Edimburgo, donde comprender perfectamente por qué la escritora lo escribió allí, es increíble, posiblemente el lugar del mundo que más me ha gustado. Y por último espero disfrutar mucho en Madrid próximamente con mi visita a la exposición que allí hay.

Volviendo al lío, después de ver las películas me entraron ganas de hacer algo sencillo, sobre todo porque estamos en fechas navideñas y me sale la comida por las orejas jeje. Así que me decanté por unas empanadillas dulces de calabaza como las que toman en el tren hacia Hogwarts. Y la verdad es que están realmente buenas. Además hechas al horno aportan muchas menos calorías y son muy rápidas de hacer.

EMPANADAS DULCES DE CALABAZA
Un trozo de calabaza
Obleas de empanadillas
Una cucharada de azúcar (o más según os guste el dulzor)
Un huevoCocer la calabaza cortada en trozos y sin piel en agua hirviendo.

Cuando esté blanda escurrir y aplastar en un bol.

Mezclar con el azúcar cuando aún esté caliente para que éste se derrita.

Dejar reposar y enfriar la mezcla. Precalentar el horno a 180ºC.

En una bandeja de horno poner papel sulfurizado.

Colocar cada oblea. En cada una de ellas con una cucharita poner un poco de la mezcla de calabaza.

Cerrar la empanadilla como un sándwich y cerrar con un tenedor.

Batir el huevo y pintar las empanadillas con un pincel por los dos lados.

Hornear unos 10 minutos hasta que estén doradas por los dos lados, so es necesario darles las vuelta.

Se pueden comer tanto frías como calientes.

Y esto es todo, el jueves el recopilatorio y una despedida “hasta luego” a este reto que tantos buenos momentos me ha dado.
Un besazo a todos.


BACALAO A LA MIEL CON CEBOLLA, PASAS Y ALMENDRAS

¡Buenos y lluviosos días a todos!

Estoy de vuelta después de Navidad para enseñaros esta receta que me encanta: bacalao a la miel con cebolla, pasas y almendras. Es una receta que pillé de la página Consumer y me parece que queda genial. Además, después de los excesos de Navidad hay días que con un pescadito ya me conformo así que este es perfecto. Además en esta época se hacen muchos postres con pasas etc y seguro que alguna os ha sobrado así que ya tenéis receta de aprovechamiento. No me entretengo más y os dejo la receta:

BACALAO A LA MIEL CON CEBOLLA, PASAS Y ALMENDRAS
Bacalao fresco
Cebolla
Ajo
Pasas
Almendras crudas
Miel
Harina (prescindible)
Pimentón de la Vera
Perejil

Enharinar bacalao (podéis evitarlo). Poner aceite en una sartén y dorarlo un poco, no hacerlo mucho. Reservar.

Dorar las almendras en esa sartén. Reservar.

Picar ajo y cortar cebolla en juliana.

Pochar la cebolla y el ajo en la sartén hasta que quede dorada.

Añadir sal, pimentón, las pasas y las almendras. Estas últimas se pueden picar pero yo las prefiero enteras.

Añadir un poquito de miel y mezclar.

Poner el bacalao en la sartén con lo demás y dejar que se cocine sin pasarse.

Perejil para adornar.

 

Una receta sencillísima y muy sabrosa, os lo prometo.

Y ya que estoy aquí aprovecho para desearos un feliz 2018 y nos vemos el día 2 con el Reto Cocina de Película.

Un besazo a todos.


POLLO AL CURRY CON ARROZ BASMATI

Ya que es tiempo de tradición, de volver a casa y reencontrarse con los guisos y la comida de la abuela, yo me voy por otros derroteros y os traigo una receta completamente distinta. Para cambiar el gusto os quiero enseñar este pollo al curry con arroz basmati. Reconozco que no soy excesivamente fan de esta salsa, de la especia en sí, sí que me gusta pero la salsa, la mezcla con nata… pues no mucho. Pero es un plato muy conocido y tenía ganas de probar a ver qué tal salía. Estuvo bien y si os gusta mucho este tipo de comida os encantará. La receta original es de Directo al Paladar. Ahí os la dejo: POLLO AL CURRY CON ARROZ BASMATI
Pechuga de pollo
Cebolla
Ajo
Jengibre en polvo
Curry en polvo
Cúrcuma molida
Comino molido
Tomate triturado
Sal
Pimienta negra
Nata para cocinar
Aceite
Perejil
Arroz basmati

Cortar el pollo en piezas de bocado.

Picar cebolla y ajo muy fino.

Poner aceite en una sartén y sofreír la cebolla y el ajo.

Añadir el jengibre y un poco de tomate triturado.

Echar todas las especias, al gusto.

Añadir el pollo.

Salpimentar.

Cuando el pollo esté dorado cubrir con nata y dejar reducir.

Servir con un poco de perejil.

Paralelamente hacer el arroz basmati como indique el paquete. 

Sencilla es y si os gusta este tipo de comida os va a encantar.

Aprovecho para desearos una Feliz Navidad a todos y nos vemos la semana que viene. Disfrutad de vuestra familia, que siempre es lo más importante. ¡Ah, y haced buenos platos que para eso nos gusta cocinar jeje!. (La de la foto no es Bolita pero se le parece un montón jeje). Un besazo a todos.


GALLETAS SPITZBUBEN SUIZA

La Navidad ha aterrizado en mi casa de pleno con estas galletas. Es día 17 de diciembre y toca Reto Cocinas del Mundo. Esta vez valía cualquier cosa y cualquier país pero con una receta navideña. Siempre había visto estas galletas en los blogs cuando llegaban estas fechas pero nunca me había lanzado a cocinarlas. Así que me pareció la oportunidad perfecta. ¡Y son tan bonitas! De verdad que me han resultado bastante sencillas de hacer. Como todas las galletas requieren un poquito de paciencia pero es un gusto sumergirse una tarde en harina y mantequilla y utilizar los cortapastas para después ver este resultado tan bonito. ¡Os lo recomiendo! Y por cierto, que no había dicho el país, se trata de Suiza, un lugar al que todavía no he visitado, pero todo se andará. La receta de Directo al Paladar.GALLETAS SPITZBUBEN SUIZAS
250 g mantequilla pomada
125 g de azúcar glas
2 cucharaditas de azúcar avainillado (yo no tenía así que puse un chorrito de extracto de vainilla)
Una pizca de sal
1 clara de huevo
350 g de harina de repostería (y más para amasar)
Mermelada de arándanos (ellos sugieren melocotón o ciruela pero a mí me gusta más esta) Batir con varilla la mantequilla hasta que quede cremosa.

Añadir el azúcar glas, el avainillado (azúcar o extracto) y la sal y seguir batiendo.

Echar la clara de huevo, se montará todo un poco.

Echar la harina y mezclar con la pala, ya no con varilla, hasta que la mezcla sea homogénea.

Dividir en dos porciones la masa y forrar cada una en papel film.

Meter una hora en la nevera. Si andáis con prisa podéis usar el congelador menos tiempo calculando cuando la masa está manejable.

Precalentar el horno a 200ºC.

Poner papel sulfurizado en la bandeja de horno.

Estirar la masa en una superficie espolvoreada de harina.

Una de las masas recortar con las formas enteras y hornear unos 6-8 minutos. Retirar cuando empiecen a dorarse por los bordes.

Con la otra cortar igual y en el centro cortar un trocito de masa de la misma forma. Hornear lo mismo.

En la receta original dicen que hay que calentar la mermelada pero a mi no me hizo falta. Coger dos cucharadas en un bol y remover con una cucharita hasta que la consistencia esté más líquida sin serlo del todo.

Cuando las galletas estén frías poner una cucharadita de mermelada en las que están enteras y tapar con las que tienen un agujero.

Espolvorear con azúcar glas.

Unas galletas preciosas, muy navideñas y buenísimas.
Un besazo a todos.


ALBÓNDIGAS A LA JARDINERA

Hoy os traigo una de esas recetas que nos recuerdan la cocina de las abuelas y sus sabores profundos. Es curioso que justo cuando voy a poner esta receta hecha de una forma tradicional, al mismo tiempo, estoy cocinando la misma con mi última adquisición de cocina, la Crockpot u olla de cocción lenta. Pero esto es tema para otro post así que de momento centrémonos en cómo se hacen estas albóndigas como siempre. La receta es de la revista Love Cocina que ya os he comentado alguna vez para recetas tradicionales me parece la mejor. La receta original lleva huevo para mezclar la carne, podéis añadirlo, yo he preferido hacerlo sin nada para que sea más ligero. Ahí os la dejo: ALBÓNDIGAS A LA JARDINERA
Carne picada (la que prefiráis, yo suelo poner mezcla) (unos 200 g por persona)
Guisantes congelados
Puerro
Ajo
Zanahorias
Pan rallado
Un chorrito de vino blanco
Harina
Laurel
Aceite de oliva
Pimienta
Sal

En un bol poner la carne picada, con el ajo rallado, 2 cucharadas de pan rallado (1 por persona aprox), la sal y la pimienta. Mezclar todos los ingredientes hasta que la masa sea homogénea.

Coger pequeñas cantidades de carne y formar las albóndigas.

Pasarlas por harina y dorarlas en una sartén con un poquito de aceite. Para marcarlas. Reservar.

En el mismo aceite saltear el puerro, las zanahorias y el laurel.

Cuando las verduras empiecen a dorarse añadir el vino blanco.

Verter las albóndigas y los guisantes congelados con todo lo demás y cubrir con agua (o caldo si tenéis).

Dejar cocer a fuego lento unos 20 minutos.

Sacar y servir enseguida.

Es sencilla y resulta muy sabrosa, os va a gustar. Y oye, así comemos verduras también.
Un besazo a todos.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...