EMPANADAS DULCES DE CALABAZA

¡Feliz año 2018 a todos!

Esta es la primera entrada del Reto Cocina de Película del año y posiblemente la última. Antes de nada comentaros que voy a suspender el reto por un tiempo indefinido, no sé cuánto, pero necesito dejarlo a un lado. Tengo entre manos un nuevo proyecto de novela, seguramente el más ambicioso de todos los que he escrito hasta ahora, y necesito dedicarle el mayor tiempo posible. La verdad es que organizar este reto me ha dado muchas satisfacciones, he conocido a gente estupenda que cocina de maravilla pero también es mucho trabajo, mucha dedicación y, la verdad, las cosas cuando dejan de ser divertidas ya no tienen mucho sentido. Así que este es el último reto y no podía haber sido con una película mejor.

La película la eligió Ana de “El rincón de Ana” y se lo agradeceré eternamente porque esta saga es una de mis sagas favoritas: “Harry Potter”. Como escritora admiro muchísimo a J. K. Rowling y su capacidad para crear personajes inolvidables, emocionarte y engancharte de una forma increíble. Soy un poco loca del mundo Harry Potter así que tengo un montón de fotos para demostrarlo por ejemplo visitando el parque de Universal en Los Ángeles donde disfruté como una enana con mi varita. En Edimburgo, donde comprender perfectamente por qué la escritora lo escribió allí, es increíble, posiblemente el lugar del mundo que más me ha gustado. Y por último espero disfrutar mucho en Madrid próximamente con mi visita a la exposición que allí hay.

Volviendo al lío, después de ver las películas me entraron ganas de hacer algo sencillo, sobre todo porque estamos en fechas navideñas y me sale la comida por las orejas jeje. Así que me decanté por unas empanadillas dulces de calabaza como las que toman en el tren hacia Hogwarts. Y la verdad es que están realmente buenas. Además hechas al horno aportan muchas menos calorías y son muy rápidas de hacer.

EMPANADAS DULCES DE CALABAZA
Un trozo de calabaza
Obleas de empanadillas
Una cucharada de azúcar (o más según os guste el dulzor)
Un huevoCocer la calabaza cortada en trozos y sin piel en agua hirviendo.

Cuando esté blanda escurrir y aplastar en un bol.

Mezclar con el azúcar cuando aún esté caliente para que éste se derrita.

Dejar reposar y enfriar la mezcla. Precalentar el horno a 180ºC.

En una bandeja de horno poner papel sulfurizado.

Colocar cada oblea. En cada una de ellas con una cucharita poner un poco de la mezcla de calabaza.

Cerrar la empanadilla como un sándwich y cerrar con un tenedor.

Batir el huevo y pintar las empanadillas con un pincel por los dos lados.

Hornear unos 10 minutos hasta que estén doradas por los dos lados, so es necesario darles las vuelta.

Se pueden comer tanto frías como calientes.

Y esto es todo, el jueves el recopilatorio y una despedida “hasta luego” a este reto que tantos buenos momentos me ha dado.
Un besazo a todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...