CHEESECAKE DE CHOCOLATE

Y como siempre yo llevando la contraria… ¿que por qué? Porque a 5 de enero mientras todos los blogs se llenan de Roscos de Reyes (que me encantan y me pienso comer unos buenos trozos entre hoy y mañana y todo el tiempo que los pueda estirar) yo voy y publico una cheesecake de chocolate. ¡No tengo remedio! Pero es que no había otra opción, mucho peor hubiese sido dejarlo para después de Navidad y aparecer con un cheesecake de chocolate con decoración navideña mientras todo el mundo está con sus ensaladas para recuperarse de las fiestas… Así que esta es mi última oportunidad y con ella me pongo. ¡Cheesecake de chocolate! Os juro que está buenísimo. La artífice de la receta original es Alma Obregón que de esto sabe mucho. Esta vez tiene decoración navideña pero vamos, que podéis decorarla con cualquier cosa y ser una tarta perfecta para cualquier momento. Y está buenísima, os va a encantar.

CHEESECAKE DE CHOCOLATE
Para la base
115 g de galletas Oreo trituradas sin la crema (yo puse un paquetito largo de esos, es un poco más pero por no tirar)
60 g de mantequilla
Para el relleno
260 g de chocolate negro troceado
500 g de queso tipo Philadelphia
150 g de azúcar
2 huevos
1 cucharadita y 1/2 de extracto de vainilla
200 ml de nata líquida para montar
Para el ganache
175 g de chocolate
200 ml de nata líquida para montar
1 cucharada de mantequilla

Precalentar el horno a 180ºC.

Engrasar un molde desmoldable y cubrir la parte de abajo con papel de horno para que luego sea más fácil desmoldar.

Para la base, derretir la mantequilla y mezclar con las galletas Oreo trituradas.

Un truco para triturarlas es meterlas en una bolsa de esas que se pueden cerrar y pasar el rodillo por encima, en un pis pas está hecho.

Mezclar las dos cosas y ponerlas en la base del molde. Extender con una cuchara.

Hornear unos 8 minutos. Sacar del horno y reservarlo.

Para el relleno, trocear el chocolate en un bol que aguante el calor.

Calentar la nata al fuego hasta que empiece a hervir.

Echar la nata sobre el chocolate fuera del fuego, dejar un minuto para que pase el calor y remover hasta que todo el chocolate esté disuelto. Reservar.

Batir el queso con el azúcar, los huevos y la vainilla hasta que se haga una mezcla homogénea.

Mezclar esto con el chocolate.

Poner en el molde.

Hornear 15 minutos a 180ºC y luego unos 60-70 minutos a 120ºC. La tarta tiene que quedar cuajada en la superficie pero en el interior un poco húmeda.

Dejar enfriar sin desmoldar a temperatura ambiente.

Después a la nevera mínimo dos horas. Es mejor hacerla del día anterior y dejarla toda la noche en la nevera.

Al día siguiente sacarla y desmoldar, ya no necesitará nevera en ningún momento porque si no estaría demasiado fría.

Para hacer el ganache trocear el chocolate en el bol que aguanta el calor, calentar la nata hasta que hierva y echarla sobre el chocolate. Poner también la cucharada de mantequilla. Esperar un minutos y luego remover hasta que todo el chocolate se disuelva.

Poner sobre la superficie de la tarta y decorar con lo que más nos guste o dejarla tal cual.

Está increíble, os lo prometo.
Un besazo a todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of