Archivo de la etiqueta: acelgas

RISOTTO DE ACELGAS Y JAMÓN

¡Hola a todos!

Hoy os traigo una nueva receta y también una nueva idea para comer verduras sin darnos cuenta. ¿A quién no le gusta el arroz? Pues este tiene la ventaja de que admite todo y esta receta es muy completa y sana. Es un risotto de acelgas y jamón para chuparse los dedos. La receta es de “Mis cosillas de cocina” aunque yo siempre lo hago a mi estilo, ya sabéis. Ahí os la dejo:

RISOTTO DE ACELGAS Y JAMÓN
Arroz redondo
Parte verde de las acelgas (un buen puñado porque luego encogen mucho)
Taquitos de jamón (yo siempre escojo unos con poca grasa o se la quito, si esto no os importa pues cualquiera)
Pimiento verde
Cebolla
Pimentón dulce
Sal
Aceite
Queso emmental rallado (opcional)

Picar cebolla y pimiento verde en trocitos muy pequeños.

En una cazuela poner agua a hervir, bastante, tened en cuenta que el risotto lleva mucha agua. Si tenéis un caldo de verduras hecho o preferís comprarlo lo tendríais que calentar, yo suelo utilizar agua porque los caldos de brick no me hacen gracia y no siempre tengo a mano uno casero. Pero si lo tenéis usadlo.

En otra cazuela poner aceite y sofreír la cebolla y el pimiento hasta que estén blanditos.

Añadir las hojas de acelga y rehogar.

También el jamón en taquitos.

Después subir el fuego y echar el arroz. Mezclarlo todo y remover sin parar para que el arroz coja todos los sabores.

Añadir agua hasta cubrir y cuando empiece a hervir la superficie bajar el fuego casi al mínimo.

En el risotto hay que remover continuamente para que el arroz suelte el almidón. Tenéis que ir probando el arroz hasta que esté hecho. Entonces dejad de echar agua.

Cuando esté absorbiendo el último cazo de agua salad y echad también el pimentón.

Seguramente ya os habrá quedado suficientemente cremoso, si no es así o queréis añadirle un poco más, echad un puñadito de queso emmental y revolver hasta que se disuelva.

Apagar el fuego y dejar reposar un par de minutos antes de servir.

Es sencillo aunque requiere su técnica pero seguro que os gustará y así, sin daros cuenta, estaréis comiendo acelgas.
Un besazo a todos.


REVUELTO DE ACELGAS, GAMBAS Y CHAMPIÑONES

¡Buenos días a todos!pollo 033

Hoy os traigo la receta con la que participo en el Reto Color y Sabor de Temporada. Esta vez la verdura elegida era la acelga. Pensé en hacer mis estupendas pencas de acelga en salsa con receta de mi madre pero preferí decantarme por algo más sencillito, para hacer cualquier noche para cenar y que sé que os encantará porque a mí me volvió loca. Soy muy aficionada a los revueltos, el de champiñones me parece buenísimo y ahora sumo este a mis favoritos. Y eso que es con acelgas que ya sabéis que no son mi fuerte, no porque tenga algo personal con ellas sino porque las verduras en general y yo no compatibilizamos demasiado bien. Eso sí, me paso la semana buscando recetas en las que comer verduras sin darme cuenta… como a los niños, lo sé, será por eso que conservo buena parte de esa niña que ya queda un poco lejos. Pero no me voy a poner sentimental, vamos a lo que vamos, la receta. Esta vez es totalmente mía, no está inspirada en nadie así que ahí va. Las cantidades un poco al gusto de cada uno, por ejemplo en cuanto a huevos yo utilizo 2 por persona:pollo 031

REVUELTO DE ACELGAS, GAMBAS Y CHAMPIÑONES
Champiñones
Cebolla
Gambas
Acelgas
Huevos
Aceite de oliva
Sal

Si los langostinos están congelados ponerlos con agua fría (muy importante que sea fría para que no se cuezan) a descongelar un rato.pollo 034

Picar la cebolla en trocitos pequeños.

Poner en una sartén una cucharada de aceite e ir pochando la cebolla poco a poco.

Mientras pelar los champiñones y cortarlos en trocitos.

Cuando la cebolla esté blandita añadir los champiñones y cocinar hasta que se haya evaporado toda el agua que sueltan.

Añadir el puñado de acelgas cortadas e ir haciendo con lo demás en la sartén.

Cuando el resto de los ingredientes esté más o menos cocinado echar las gambas para que se vayan haciendo.

Ir echando los huevos uno a uno y revolver con todos los ingredientes para hacer el revuelto.

Importante: justo cuando vayáis a echar el último huevo añadir la sal. El último dejarlo un poco sin cuajar del todo para que el revuelto quede más jugoso.
Sencillo e increíblemente rico. Perfecto para cualquier cena o para un segundo plato. ¿Y en una tosta? Hay tantas posibilidades…
Un besazo a todos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...